top of page

Cómo tomar Pét-Nat como un experto


Abrir un Pét-Nat puede ser, la primera vez, un reto. Cada uno de estos vinos tiene una personalidad única y no hay dos que tengan la misma reacción al abrirse: algunos son más tranquilos y otros mucho más inquietos, eso sí,

todos deliciosos. Si es tu primera vez abriendo uno, te damos una guía rápida para tomar este tipo de vinos como un experto.


1. Trátalo con delicadeza

Cuando tengas uno en tus manos, evita moverlo mucho. Recuerda que tiene burbujas que están esperando salir y sedimentos al fondo que se mezclarán naturalmente al abrirlo. Así que almacénalo en un lugar muy frío y tranquilo sin manipularlo mucho.


2. Frío Frío Frío

Un Pét- Nat se toma MUY frío, idealmente entre los 0 y 5 grados. Te recomendamos dejarlo en la refri en posición vertical de un día para el otro antes de tomarlo para que llegue a la temperatura adecuada y no tenga mucho movimiento. El frío no solo hará que este vino se disfrute de la mejor manera, sino que mantendrá sus sedimentos naturales al fondo. Antes de tomarlo, te sugerimos preparar una cubeta con agua y hielo para mantenerlo frío y que esté en vertical siempre.


3. Ábrelo MUY despacio

Si es tu primera vez abriendo un Pét-Nat, solo sigue este consejo: NO TE APURES. Empieza levantando ligeramente la chapa hasta que escuches cómo el gas sale suavemente de la botella, vas a ver cómo las burbujas se acercan al pico buscando escapar.

Espera a que estas bajen un poco y luego, con mucho cuidado, termina de abrir la botella poco a poco, esperando a que el gas se libere por partes. Siempre es mejor abrirlo en un lugar abierto, fácil de limpiar o sobre el caño de la cocina. Recuerda que cada botella es distinta, algunas burbujas salen más rápido que otras y siempre es mejor prevenir.


¡Ahora a disfrutar ese Pét-Nat!


Compra estos vinos aquí



33 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page