top of page

Cinco bodegas para visitar en Chianti



Llegamos a Florencia para visitar Chianti, una de las regiones productoras de vino por excelencia en Toscana. Aquí les comentamos sobre bodegas que pueden visitar y sus vinos. Cada una ofrece diversos servicios; desde una cata en la bodega hasta una estancia en un castillo, lo mejor de esta región es que la calidad en todas las bodegas es altísima y la oferta se ajusta a las necesidades, tiempos y presupuestos de todos.


La sugerencia principal antes de planificar la visita a alguna bodega es asegurar los transportes ya que no se puede llegar a ellas en transporte público. Sea alquilando un auto por un par de días o mediante un tour desde Florencia, visitar Chianti y sus bodegas es un must si estás en la región.


¡Empecemos el viaje por aquí!


TENUTA ANTINORI Una de las bodegas más importantes de la región, pionera en la creación de los super Tuscan y cuyo state (Antinori nel Chianti Classico) vale visitar solo por su valor arquitectónico. Esta bodega tiene una alta demanda por la que sugerimos hacer reservaciones para tastings con anticipación.

Visitas desde 45 Euros.


RICASOLI

Con una propiedad de 1200 hectáreas y con el castillo Brolio en la parte más alta de la propiedad, Ricasoli, que pertenece a la familia desde los años 1200, es perfecto para pasar un día recorriendo los viñedos, bodegas, restaurante y pasar el atardecer desde las colinas del state. Desde wine tours de un día, hasta agroturismo y estadías, Ricasoli ofrece muchos servicios para quienes lo visiten.

Visitas desde 35 Euros.


RISECCOLI

Una pequeña bodega de la familia Romanelli con una vista privilegiada a los viñedos toscanos, Riseccoli es una bodega encantadora con vinos de gran calidad. Aquí sugerimos probar su Super-Tuscan “Saeculum di Riseccoli”, un delicioso blend de 40% Sangiovese, 40% Cabernet Sauvignon y 20% Merlot. El aceite de oliva producido ahí tampoco se queda atrás.

Visitas desde 10 Euros.


BADIA A COLTIBUONO

Badia a Coltibuono es de la familia Stucchi desde 1846, este lugar ofrece muchas opciones, desde clases de cocina hasta estadías en el viñedo, además de vinos buenísimos. Los vinos de esta badia han ganado varios premios en su historia y, además, está enfocada en la sostenibilidad y las buenas prácticas.

Visitas desde 30 euros.


POGGIO AMORELLI

Una bodega de la familia Mazzarrini que se encuentra en la cima de una colina y con una vista increíble al valle toscano. Una bodega perfecta para pasar la tarde, tomar unos de sus frescos espumantes y cerrar el día en el mirador junto a uno de sus Chianti Classicos. Llegar a la bodega requiere una caminata hacia arriba de aprox. 10 minutos así que sugerimos ir preparados para ella, la vista; sin embargo, vale la pena.

Visitas desde 30 euros.


¿Qué bodega te gustaría visitar? Conversa con nosotros si quieres saber más sobre alguna de ellas o si te gustaría saber más sobre esta experiencia.



413 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page